História

El Barranc de l’Encantá es un paraje natural con un curso de agua intermitente que se forma en Les Rotges, entre los términos de Planes y del Valle de Alcalá, por la unión de los barrancos de la Gleda y el de Les Rotges. Después de recorrer 14 kilómetros por el nordeste del término municipal de Planes, desemboca en el río Serpis, declarado Paisaje Protegido desde el año 2007.

Siguiendo el curso de la corriente, en el margen derecho limita con la sierra Albureca, con unas altitudes que oscilan entre los 500–600 metros en la zona baja, destacada por la peña de l’Espill, llegando hasta los 765 metros en el Cerrillo. En el margen izquierdo hay que señalar el alto de Senabre de 435 metres, hasta los 680 metros de la sierra Cantalar y el Tossalet de la Dona. El cauce del barranco varía significativamente con las diferentes estaciones, siendo mayor en otoño, la estación en la que se registran más precipitaciones en la zona.

Un paseo a lo largo de los 4 kilómetros del barranco permite disfrutar de un entorno privilegiado en el que contemplar la riqueza y variedad de las plantas aromáticas y de los árboles característicos del clima mediterráneo. En verano, además, podréis tomar el baño en las diferentes pozas que las aguas han ido conformando a lo largo del tiempo.

Varios hallazgos realizados en los años sesenta del siglo XX en el Tossalet de la Dona, dentro de la partida del Almadec, demuestran una presencia humana ya en épocas como el Neolítico. Que esta presencia fue continuada en el barranco lo corroboran también las piezas cerámicas del Bronce que se encontraron en la llamada Cueva del Barranco de la Encantada o Cueva de las Cabras Blancas.

Pero si hay alguna cosa que demuestra la importancia cultural del Barranco de la Encantada es la existencia de una leyenda, la misma que le da nombre al barranco, y que se ha transmitido oralmente desde tiempos inmemoriales, con una primera referencia escrita en las «Observaciones sobre la historia natural, geografía, agricultura, población y frutos del Reyno de Valencia.»(1797), escritas por Antonio José Cabanilles

«… al barranco que la ignorancia y credulidad (de las gentes) llamó de la Encantada por la piedra circular de unos cinco pies de diámetro, que en forma de ventana cerrada se ve en la garganta del barranco á 20 pies sobre el nivel ordinario de las aguas. En ésta fingió el vulgo la boca de cierta mina, donde los Moros escondieron sus tesoros, y dexáron encantada una doncella, que cada 100 años sale para volver á entrar el mismo día. Fábulas indignas de hombres juiciosos, perpetuadas solamente por la superstición é ignorancia. Quanto ofrece aquel barranco es natural y efecto de las aguas, que abrieron un callejón profundo, y dexáron por ambos lados cortes casi perpendiculares de más de 50 varas. En el de la derecha se halla la citada piedra en un sitio de tan difícil acceso, que para llegar a él es preciso o descolgarse por una soga desde mucha altura, o pasar de la izquierda a la derecha atravesando antes un largo madero: operaciones ambas muy arriesgadas, por hallarse un profundo pozo de agua en aquella parte del barranco. Hubo no obstante quien pasó y grabó en la piedra cruces y más abaxo dos líneas, una con la voz año, otra con el número 1.573; debiéndose notar que la cifra 5 está algo desfigurada, y que la superficie entera de la piedra presenta un color mucho más obscuro que las cifras y letras, en medio de verse allí grabadas de tiempo inmemorial, como me aseguraron personas fidedignas».

Las variantes son muchas pero la leyenda dice que, ante la inminente llegada de las tropas de Jaime I, los moriscos que vivían en estas tierras se apresuraron en esconder sus riquezas en una cueva del barranco, mientras dejaban a cargo a una princesa encantada. Según la leyenda, esta princesa aparece cada cien años esperando que finalmente algún hombre la elija a ella y no al tesoro y que, de este modo, la libere del sortilegio que la mantiene prisionera en este paraje.

También queremos compartir con vosotros la canción de la Encantada, creada hace unos cien años por un grupo de amigos del pueblo y que demuestra el cariño que los habitantes de Planes le tienen a este paraje:

Anem a l’Encantà, anem a disfrutar un dia d’humor. Córrer, riure i botar beure i bon menjar i un bany si fa calor. Portem els conillets, arròs i pollastrets, bones xulles i lo demés ho portem tot dins del sarró. Aquesta festa es va fer gran i d’alegria sense fi perquè tots coneixeran quan han begut prou vi. Borratxos no n’hi hauran, les discussions evitarem i així s’amenitzarà la festa fins el seu extrem. Som xiques i xics molt retemplats, planers divertits i respectats, que quan ens reunim s’acaben les tristors, de Planes i poblets de l’alrededor. Si anem de paella o de berenar, no oblidem la cistella ni el què menjar. I plens d’il,lusió, si algú vol escoltar sempre tenim cançons per poder cantar. Anem a l’Encantà!

Esperamos vuestra visita y que disfrutéis de este paraje tan singular como lo es el Barranco de la Encantada!

La leyenda

Segons el conte relata,

i la veritat pot ser

una senyora molt guapa

li va eixir a un llenyater.

Li ensenyà un collar de plata

amb un diamant i un robí,

«Què és el que vols, la joia?

O m’estimes més a mí?»

Va contestar que la joia.

«Sempre seràs desgraciat!

En aquella penya alta

tinc un palau encantat.

Ja no podràs ser ditxòs;

si m’hagueres volgut a mí,

la fortuna que hi ha allí

haguera sigut p’als dos».

Per mig d’una boreal,

a l’amanèixer l’aurora,

desapareix la senyora

i es queda el pobre… igual.

Si es que la dita els agrada,

no se la prenguen per falòria

que és l’origen de la Història

del Barranc de l’Encantada.

 

 

 

Miquel d’Helena

Si queréis conocer mejor la leyenda de la Encantada podéis consultar la siguiente bibliografía:

  • BORJA, J. (2005). El Barranc de l’Encantada, a Planes. En:Llegendes del Sud Picanya, Edicions del Bullent, p. 185-186
  • CABANILLES i PALOP, A. J. (1985). Valencia, Albatros, p. 153 – 157.Observaciones sobre la historia natural, geografia, agricultura, población y frutos del Reyno de Valencia, por Don Antonio Josef Cavanilles
  • CARBONELL i IGLESIAS, I. (1998).El mite de la Fada dels Tolls al Barranc de l’Encantada de Planes de la Baronia, nº 11, p.39-66.ALBERRI. Quaderns d’investigació del Centre d’Estudis Contestans.
Aumentar
Contraste
Share This